martes, 29 de noviembre de 2011

El puente anacrónico.

El puente anacrónico tenía una época diferente en cada extremo, el horizonte cambiaba de fecha y forma conforme se avanzaba. Si se recorría de noche, podía verse el cielo lleno de formas fractales, parpadeando de claro a oscuro, mientras las constelaciones cambiaban de lugar en cámara rápida. Los que intentaron burlarlo recorriéndolo de reversa perdieron la cordura al ver como se deformaban sus sombras cual magma hirviente, atacadas por espasmos, intentando escapar de la gravedad. Nadie jamás pudo recorrerlo completo, al dar el último paso la persona era devuelta a la época y el lugar donde comenzó el recorrido, sin recuerdo alguno de lo que había sucedido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada