miércoles, 15 de febrero de 2012

Biografía de dos capas.

Creo recordar que no llegué a este mundo por voluntad propia, alguien me dijo que era igual al otro; no me parece. Es una versión inversa. Aquí el progreso se basa en destrucción, termina donde los demás comienzan. Quizá sea porque gira hacia el otro lado, no lo sé.
Probablemente se me haga difícil porque nunca aprendí a medir el tiempo para que no se gastara. Ni siquiera sé qué es un día; me quedo con las noches.
Lo único que sé es que cuando regrese me llevaré conmigo una caja llena de las cosas que nunca pasaron. Según entiendo, es el equipaje más pesado que alguien puede tener.
Tengo mala memoria pero no he olvidado lo que seré.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada